sábado, marzo 21, 2009

Júpiter, el hermano mayor de la Tierra

Júpiter, el hermano mayor de la Tierra

Nuestro planeta tiene un hermano mayor, ese que siempre se preocupa de que no le hagan daño. Y su nombre es Júpiter. Gracias a él, la Tierra se ha evitado el tener que recibir numerosos impactos de asteroides.

Jupiter-Earth-Spot_comparison

Se sabe que algunas estrellas tienen mucha actividad cometaria, lo que provoca que no se pudiera formar una hipotética vida en uno de sus planetas huésped, como los del Sistema Solar con el Sol. En nuestra estrella tenemos el cinturón de Kuiper, que se extiende desde 30 UA desde el Sol hasta 50 UA.

Otras estrellas tienen un cinturón de rocas, polvo y asteroides más denso que el de Kuiper, lo que provoca que algún planeta como la Tierra en esos Sistemas Solares tenga más posibilidades de recibir impactos letales por esos fragmentos de rocas.

O no.

Ya que todo esto está condicionado a los planetas gigantes que estén cerca del planeta en cuestión. Júpiter ha sido el encargado de evitar que los fragmentos de asteroides cayeran sobre la Tierra, deflectándolos fuera de nuestro Sistema Solar, aunque también se mostró en 2007 que el gigantón ha mandado algunos cometas a cruzar nuestra órbita, abriendo un debate sobre si es amigo o enemigo. Pero una cosa está clara: si Júpiter hubiera sido del tamaño de Saturno, los impactos hubieran sido mucho más numerosos.

Cuando se creó nuestro sistema solar, hubo mucho bombardeo sobre la superficie de los planetas, aunque en el nuestro no queda mucha constancia física de ello debido a la actividad de las placas tectónicas o a la erosión). Sin embargo, hace cerca de cuatro mil millones de años, esta actividad destructia cesó, se supone que porque los grandes planetas gaseosos consiguieron barrer su órbita de cometas y asteroides. De hecho, se cree que Júpiter y Saturno migraron hacia fuera del Sistema Solar, apartando a Urano y Neptuno, y provocando que muchos cometas salieran al espacio interestelar, fuera del Sistema Solar.

Pero nuestro planeta no ha estado exento de problemas. El cometa o asteroide que supuestamente acabó con la vida de los dinosaurios era de 4 - 20 kilómetros de diámetro en algún punto de la península de Yucatán, provocando la destrucción de más de la mitad de las formas de vida de la Tierra. Si hubiera sido de 100 kilómetros de diámetro, nada hubiera sobrevivido.

Es muy improbable que tengamos otro impacto de estas características mientras el Sol dure, así que no tenemos por qué temer.


Portal de recursos para la Educación, la Ciencia y la Tecnología.

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.