sábado, febrero 13, 2010

ONU exige energías más limpias en los países pobres

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo ha incitado a varios países en desarrollo a aprovechar la época de crisis mundial para centrar sus esfuerzos en una conducta activa con el medio ambiente. Para ello, los países pobres deben centrar su atención en dirección a un crecimiento limpio con los efectos adecuados.

molinos de viento

La Unctad considera que las preocupaciones con el cambio climático y los precios de alimentos ofrecen una oportunidad para avanzar en materia económica a través de un uso eficiente de la energía, una agricultura sostenible y el abastecimiento de energía renovable no conectada a la red eléctrica.

Este cambio de actitud podría favorecer a la creación de un lucro rápido y generar nuevo empleo. Para ello, es necesario que los gobiernos eliminen las trabas del mercado y las actuaciones que evitan los flujos de capitales dirigidos a esos sectores. Por mencionar un ejemplo, en los edificios, con un consumo del 40% de la energía, pueden utilizarse tecnologías que ayudan a reducir su consumo, además de que las construcciones verdes son menos costosas.

En el ámbito de la agricultura, la Unctad desea que los gobiernos adopten medidas sostenibles como el cultivo orgánico, reducir el uso de insecticidas y la gestión integrada de plagas. En África oriental, el cultivo de orgánicos tiene una mayor rentabilidad que las culturas convencionales, aseguran en su discurso.

contaminacion

Respecto a las energías renovables no interconectadas la electricidad, se destacan los paneles solares, los molinos de viento, generadores de gas natural que ofrecen energía suficiente para hogares y comunidades, así como para mejorar la producción agrícola y la salud humana al reducir la polución y los contaminantes.

Vía | Radio RPP



Portal de recursos para la Educación, la Ciencia y la Tecnología.

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.