martes, octubre 06, 2009

Premio Nobel Física 2009

Premio Nobel Física 2009

El científico chino Charles K. Kao (también tiene nacionalidad británica) ha sido galardonado con el Premio Nobel de Física 2009, por sus “extraordinarios logros en materia de transmisión de la luz mediante fibras para la comunicación”. Compartirá el premio con dos científicos estadounidenses, Willard S. Boyle y George E. Smith, quienes han sido premiados por la invención del sensor CCD.

instalacion-aerea-de-fibra-optica

El invento de Boyle y Smith data de hace 40 años. Fue en 1969 cuando crearon el primer sensor CCD, uno de los elementos principales de las cámaras fotográficas digitales. Básicamente, el CCD es el sensor que capta la imagen que queremos fotografiar, gracias a sus diminutas células fotoelétricas. La capacidad de detalle de la cámara fotográfica dependerá del número de células fotoeléctricas de las que disponga el CCD. La teoría inicial fue expuesta por Albert Einstein, razón por la cual fue galardonado por el Nobel en el año 1921. Básicamente, el sensor CCD es el ojo de nuestras cámaras. Ni que decir tiene que la investigación ha crecido exponencialmente gracias al uso de las cámaras digitales, permitiendo posibilidades impensables antes de su creación.

Además, le tecnología desarrollada por ambos científicos tuvo una gran acogida en el ámbito de la astronomía, aumentando la sensibilidad de las anteriores películas fotográficas (un 70% frente a un 2%).

Charles K. Kao, nacido en 1933, es un pionero en el uso de las fibras ópticas en telecomunicaciones. En los sesenta, Charles K. Kao consiguió transmitir luz a 100 kilómetros de distancia gracias a las fibras ópticas, cuando por aquel entonces el máximo que se había conseguido transmitir era de 20 metros. Hoy en día, las fibras ópticas copan todo el sistema de telecomunicaciones, consiguiendo transmitir cualquier vídeo, imagen, sonido o texto, a cualquier parte del planeta, en una porción de segundo. Si pudieramos poner en línea toda la fibra óptica que sostiene el planeta, tendríamos un simple cable de más de mil millones de kilómetros, algo así como lo suficiente para ponerle un cinturón a la Tierra… (¡con 25.000 vueltas!).

Imagen | Cidiroax


Portal de recursos para la Educación, la Ciencia y la Tecnología.

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.