miércoles, octubre 06, 2010

Premio Ig Nobel de Física 2010

Hoy se dio a conocer el Premio Nobel de Física 2010, perteneciente a los físicos Andre Geim y Konstantin Novoselov, por sus experimentos con el novedoso material grafeno.
Lo que no se sabe quizá tanto, es que Andre Geim se convirtió hoy en el primer científico en ganar un Premio Nobel y, además, un Premio Ig Nobel por hacer levitar una rana usando imanes.
image
Andre Geim ganador del Premio Nobel 2010 y el premio Ig Nobel 2000
Los Premios Ig Nobel son una conocida parodia de los Premio Nobel, y deben su nombre justamente a ello: “Ig” deriva de “ignoble”, es decir, innoble, un juego de palabras con doble sentido que indica la oposición a los Premio Nobel, y la bajeza de los premios.
Los Premios Ig son organizados por la revista estadounidense Annals of Improbable Research (AIR) y se entregan en una divertida ceremonia en un importante edificio de la Universidad de Harvard. Todo se lleva a cabo, por supuesto, en un marco humorístico y con el consentimiento de los científicos nominados que, como el reciente Nobel Andre Geim, saben que la risa no significa que su trabajo carezca de rigor científico ni mucho menos, sólo que son muy graciosos o francamente ridículos.
Este año, el Premio Ig Nobel de Física fue otorgado a Lianne Parkin, Sheila M Williams y Patricia Priest, tres científicas neozelandesas que demostraron que, en caminos cubiertos de hielo durante el invierno, la gente se resbala y cae menos seguido si usan sus medias por fuera del calzado.
image
El estudio es real. Las científicas relatan que, en Nueva Zelanda, existen muchos lugares donde el hielo se acumula en las veredas y caminos, provocando la caída de los transeúntes. Ya existían reportes anecdóticos de algunos transeúntes que utilizaban las medias fuera de su calzado en un intento para evitar los resbalones. Las científicas quisieron comprobarlo.
Para investigar el enigmático caso, primero pensaron en pedir voluntarios que caminen normalmente sobre el hielo de una calle. Sin embargo, pronto se dieron cuenta que no era “ético”, ya que en el fondo les estaban pidiendo calculadora y vilmente que caminen a ver si se caían. De modo que finalmente se decidieron por ir a observar durante el invierno el paso de los transeúntes en dos calles muy transitadas que van en bajada.
Al terminar de bajar la vereda resbaladiza, les preguntaban en una escala de 1 a 5 qué tan resbaladizo les había parecido el camino. Tomaron nota y fotografiaron los casos, detallando la confianza en el caminar, la velocidad, y si habían utilizado o no la ayuda de barandas y soportes para sostenerse en el camino.
A continuación, repitieron la experiencia ofreciéndole a los transeúntes un par de medias de diferentes marcas y tipos, y realizaron las mismas observaciones.
image image
El resultado concluyó que usar las medias por fuera del calzado mejoró la tracción de los caminantes significativamente. No sólo se cayeron menos quienes así lo hicieron, sino que caminaron con mayor seguridad y confianza durante el resbaladizo trayecto.
El artículo, que sigue los pasos de un estudio científico típico (con un apropiado uso de la estadística, la toma de pruebas, la aclaración de fuentes, y la ayuda con programas informáticos) contiene, sin embargo, pequeñas cuotas de humor.
Por ejemplo, se hacen ciertas aclaraciones como que las científicas no estaban en absoluto ligadas al negocio de las medias, que el resultado inspiró a un eminente profesor a utilizar el método de la media externa, que ofrecían regalarles las medias a los participantes pero que sorprendentemente no todos las aceptaban, o que el único suceso adverso era cierta sensación de ridiculez entre los que se prestaban para usar las medias fuera del calzado.
Fuentes e imágenes: Journal of the New Zealand Medical Association, 03-July-2009, Vol 122 No 1298 / Ig Nobel Prize Improbable Researh


Portal de recursos para la Educación, la Ciencia y la Tecnología.

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.