lunes, mayo 17, 2010

Desaparece un cinturón de Júpiter

Una de las primeras cosas que notamos cuando apuntamos hacia Júpiter con un telescopio normal son dos bandas o cinturones oscuros que circundan al planeta cerca de su ecuador. Si esta noche hiciésemos eso, sólo veríamos una.

Nuevas fotografías tomadas por astrónomos aficionados muestran que, en algún momento de las semanas pasadas, el cinturón del hemisferio sur que pasa por la Gran Mancha Roja de Júpiter desapareció por completo.

image

A pesar de que no es la primera vez que se registra esta desaparición (lo mismo sucedió en la década de los ‘70 y a comienzos de los ‘90), el fenómeno no deja de ser importante, especialmente porque cualquier observador con un telescopio puede comprobarlo fácilmente. Por supuesto, como ya sucedió en el pasado, se espera que la banda vuelva a aparecer, aunque no se sabe cuándo lo hará.

Alrededor de una docena de corrientes en chorro, flujos de gas a una gran velocidad, se desplazan alternativamente de este a oeste, y de oeste a este en Júpiter. Las nubes dentro de estas corrientes originan las ondas y bandas multicolores que caracterizan al gigante de nuestro Sistema Solar.

A diferencia de lo que pasa en la Tierra, las corrientes de Júpiter se localizan siempre en las mismas regiones, al menos desde que pudimos verlas en detalle por primera vez gracias a la información enviada por la Voyager 1, en 1979. Sin embargo, las fluctuaciones de aire pueden provocar ocasionalmente cambios en la composición química de las nubes y en la forma de los cinturones de Júpiter.

Una posible explicación que barajan los investigadores es que la banda no haya realmente desaparecido, sino que se encuentre cubierta por otra capa de nubes más claras. Lo cual sólo desvía la pregunta a qué es lo que causa la diferencia de colores en los cinturones de Júpiter.

Se cree que las nubes de Júpiter están formadas de sustancias como el amoníaco y el sulfuro de hidrógeno, que pueden reaccionar de forma diferente frente a cambios climáticos como, por ejemplo, la exposición solar. Pero la química de Júpiter sigue siendo básicamente un misterio para la humanidad, al menos hasta que la sonda de la NASA Juno sea lanzada en el 2011 para estudiar a fondo el sistema jupiteriano.

Júpiter es visible en latitudes medias de ambos hemisferios terrestres en esta época del año, y es fácilmente distinguible por su brillo antes del amanecer, en el horizonte del este.

Fuentes e imagen:

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.