martes, mayo 19, 2009

La NASA se dirige al Monte Everest

La NASA se dirige al Monte Everest

Abril 10, 2009: Steve "Ark" Vander Ark respira profundamente al pie de un solitario y oscuro cubo de escaleras, entonces se da vuelta y sube diez niveles (por octava vez). El repetirá este ritual tres veces más, para completar un total de 100 niveles de escaleras, en el edificio del Centro Espacial Johnson, de la NASA (Johnson Space Center o JSC, en idioma inglés), donde trabaja. Y encima de todo, lleva una mochila completamente cargada.

¿Por qué?

Se está preparando para escalar el Monte Everest.

¿Por qué?

Porque está ahí; y porque quiere hacer en el camino un proyecto de investigación de la NASA que beneficiará a futuros viajeros espaciales.

Vander Ark (administrador de sección del grupo Behavioral Health & Performance, de Wyle, en el JSC) y algunos de sus colegas, junto con Jake Maule, del Centro Marshall para Vuelos Espaciales (Marshall Space Flight Center, en idioma inglés) y muchas otras almas aventureras de la NASA y otras que no pertenecen a la NASA, comparten la pasión por la exploración y el amor por los bellos paisajes. Ellos también comparten un ardiente deseo de ver el Himalaya y, a mediados del mes de abril, tendrán la oportunidad, pagando de su bolsillo por este viaje no relacionado con el trabajo, de aportar la dedicación suficiente como para hacer algo de trabajo en el camino.

see caption

Arriba: Una foto grupal de la expedición no oficial de la NASA que, en 2008, visitó el Monte Everest. La escalada de este año mezclará algo de investigación. [Imagen ampliada]

"Este viaje será divertido, pero Jake y yo haremos algo de investigación para ayudar a los astronautas", dice Vander Ark. "El Monte Everest proporciona un buen análogo del espacio; es similar al ambiente austero y desafiante del espacio. De modo que nuestra excursión será comparable en muchos aspectos con lo que los astronautas enfrentan cuando realizan una larga caminata espacial o una excursión en la superficie de la Luna o de Marte. Al igual que los astronautas, pasaremos largas horas realizando un trabajo agotador sin abundancia de oxígeno".

"Quienes planifiquen la misión necesitarán saber cómo afectan el sueño los largos períodos en ambientes extremos. Además, el sueño de calidad es crucial para estar alerta durante el día y también para poder desempeñarse en tareas críticas, y puede asimismo tener impacto sobre la salud a largo plazo. La falta de sueño podría incluso afectar la seguridad".

Así que Vander Ark lleva un dispositivo al Monte Everest para monitorizar lo que ocurre con el ciclo sueño/vigilia cuando el cuerpo humano es sometido a largos períodos en ambientes desafiantes.

"El dispositivo se llama Actiwatch", dice Vander Ark. "Se parece a un reloj de pulsera y registra los movimientos de quien lo usa cuando dicha persona duerme o está despierta. Muchos de los miembros de nuestro grupo usarán un Actiwatch durante la expedición. En general, estos dispositivos mostrarán qué tan bien duermen los expedicionarios durante el viaje".

see captionMaule conducirá otro experimento durante el viaje al Monte Everest. El usará un mini laboratorio llamado LOCAD-PTS, el cual se asemeja al tricorder de "Viaje a las Estrellas" (Star Trek, en idioma inglés). LOCAD-PTS es el nombre corto para Lab-On-a-Chip Application Development Portable Test System (Sistema Portátil de Prueba y Desarrollo de Aplicaciones de Laboratorio en un Microprocesador). Esta pequeña herramienta, con un nombre largo, ha sido usada para detectar bacterias y hongos en superficies dentro de la Estación Espacial Internacional. Cuando escale, Maule la usará para buscar algas de la nieve, un alga que tolera el frío, que crece en la nieve, y que cuando florece hace que la nieve se vea roja.

Derecha: En 2006, Jake Maule (dentro del traje espacial) puso a prueba el LOCAD-PTS durante la Expedición al Ártico Análogo a Marte en Svalbard (Arctic Mars Analogie Svalbard Expedition ó AMASE), a latitud 80N. El Monte Everest es el siguiente reto del LOCAD. La imagen es cortesía de Kjell Ove Storvik y AMASE, 2006.

"Este tipo de investigación puede ayudar a los científicos a desarrollar procedimientos eficientes para futuros estudios de campo en la Luna y en Marte", dice Maule. "Ellos necesitarán saber cómo recolectar y analizar muestras en ambientes extremos".*

Otro miembro del equipo de la NASA, la controladora de vuelo de EVA (sigla en idioma inglés de: Actividad Extra-Vehicular), Sabrina Singh, cuyos padres nacieron y crecieron en India, está organizando el viaje al Everest para el grupo. Ella planificó y participó en un evento similar el año pasado pero no puede ir este año.

Imagen de Subscripción
Anótese aquí para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTÍFICAS
Sin embargo, el hecho de no poder ir no ha disminuido el entusiasmo de Singh por la aventura.

"He vivido en el Himalaya de India y ¡es una parte del mundo impresionante!", dice Singh. "Esta será una gran expedición para mis compañeros de trabajo y amigos. Refleja el tema de la NASA: exploración y aventura".

Con el fin de prepararse para la caminata, todos los excursionistas están entrenando bajo su propio riguroso programa (algunos subiendo escaleras, como Vander Ark, y otros levantándose a las 6 a.m. para hacer "campamento de entrenamiento" y/o correr). Unos pocos miembros del grupo incluso están caminando por parte de los senderos de los Apalaches para acostumbrarse a la severidad de las caminatas de montaña.

"Tendremos que estar en forma para alcanzar nuestro destino: el campamento base, a 5.500 metros (18.000 pies) de altura", dice Vander Ark. "Hemos programado nuestro viaje de tal manera que nos podamos encontrar con otro aventurero que está muy en forma (es montañista, médico, antiguo astronauta y caminante espacial) —Scott Parazynski. Él estará en el campamento base cuando lleguemos".

Allí es donde Parazynski estará tomando un descanso programado durante su segundo intento de escalar la majestuosa montaña hasta la cima (más de 8.800 metros o 29.000 pies), la misma altura a la que vuelan los aviones comerciales. Él intentó llegar a la cima el año pasado, pero no pudo hacerlo por una lesión en la espalda, a tan sólo 24 horas de camino hasta la punta. Si el intento de este año es exitoso, él será la primera persona en mirar hacia el espacio desde el pináculo de la montaña más alta de la Tierra y también será el primero en mirar ese mismo pináculo desde el negro vacío del espacio.

see caption

Arriba: El Monte Everest y el Himalaya fotografiados desde la órbita de la Tierra por astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional. [Más información]

"Como algunos de nosotros, él usará un Actiwatch durante la expedición. Cuando nuestros caminos se crucen en el campamento base, le entregaremos paquetes con elementos para el cuidado de su salud y cartas de su familia, amigos, y gente que le desea lo mejor", dice Vander Ark. "Y granos de café con chocolate, ¡a él le encantan!"

Singh añade: "Scott tendrá una gran cantidad de lectores siguiéndolo, pero los miembros de nuestro grupo son personas totalmente comunes y corrientes. Los excursionistas que no son miembro de la NASA verán lo entusiasta y aventurera que es esta familia de la NASA".

"Durante los días de descanso, usarán la estrategia de 'escalar alto, dormir bajo' para prevenir el mal de montaña", dice Singh.

Eso significa que ganarán algo de altura cada día, pero descenderán un poco y pasarán la noche a una altura levemente menor con el fin de ajustarse de manera gradual a los niveles reducidos de oxígeno. Ellos realizarán este zigzagueo vertical varias veces. El campamento base está ubicado a una altura a la cual la mayoría de ellos subirán**, pero aun así esta estrategia especial es esencial.

Antes del reto de la montaña, muchos de los aventureros planean visitar el Orfanato PA Nepal de Katmandú, fundado por la ex maestra Indira Rana Magar. (Parazynski también visitará el orfanato, en algún momento durante su visita a Nepal.) Este orfanato se encarga de los niños de las aldeas de Nepal cuyos padres han muerto, han sido encarcelados, o son muy pobres para alimentarlos y educarlos.

see caption "Queremos que nuestra visita sea especial para los niños", dice Vander Ark. "Estamos recolectando regalos y provisiones en la comunidad de la NASA para llevárselos".

Derecha: En 2008, el ingeniero de la NASA Adam Gilmore hace de 'asesor de ciencia' para los niños del Orfanato PA Nepal, de Katmandú. [Imagen ampliada]

Singh agrega: "Un miembro de nuestro grupo, el Dr. Keith Manuel, quien realizó los exámenes oculares para los astronautas durante muchos años, revisará los ojos de aproximadamente 100 niños en el orfanato. Hará las recetas y después nosotros enviaremos los anteojos por correo a los niños que los necesiten. Los excursionistas Court Manuel, Jenna Andrews, y Rob Rist [todos ellos empleados de la NASA] ayudarán con los exámenes oculares. Mi madre, la Dra. Manjeet Singh, es dentista y miembro de la expedición. Ella realizará exámenes dentales a todos los niños".

Adam Gilmore, un ingeniero de la NASA que no es miembro del grupo de aventureros, es el asesor científico de este orfanato. Él lleva a los niños provisiones y muchos planes para lesiones, incluyendo algunas ideas para realizar experimentos científicos. Para un experimento, Jake Maule mostrará el dispositivo LOCAD-PTS que utilizará en la caminata.

"Los niños idolatran a la astronauta Suni Williams, quien tiene parientes en India, y ellos saben que Suni realizó un experimento con el LOCAD en la estación espacial", dice Singh. "Ellos estarán muy contentos de ver y tocar el aparato que Suni usó en el espacio. A estos niños les encanta aprender sobre el cosmos. Incluso ayudaron a pintar estrellas y planetas en el techo y en las paredes del orfanato".

Rana Magar y sus niños amantes del espacio recibirán a los aventureros en el aeropuerto de Katmandú con guirnaldas de flores y una ceremonia nepalesa en la cual se utilizan flores.

"La ceremonia y la visita al orfanato harán que esta aventura sea aún mejor", dice Vander Ark.

Pero, espera un momento Ark, aún hay trabajo que hacer antes de partir. Tienes que hacer que tu cuerpo, acostumbrado a vivir al nivel del mar, esté preparado para llevar a cabo la caminata a 5.500 metros (18.000 pies) de altura. (¡La elevación del JSC es de sólo 9 metros, o 30 pies!)

Él respira profundo y se dirige hacia arriba por las escaleras.


Portal de recursos para la Educación, la Ciencia y la Tecnología.

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.