jueves, marzo 12, 2009

¿Es científicamente posible la Barrera Sónica de Lost - Perdidos?

¿Es científicamente posible la Barrera Sónica de Lost - Perdidos?

Como parte de nuestro incansable intento de buscar explicaciones científicas a la ficción de la serie de televisión Lost – Perdidos, hoy nos ocuparemos de la famosa Barrera Sónica que hay en la Isla. Este artículo es parte de la sección La ciencia en Lost, pero quédense quienes no sigan la serie, que seguro les va a interesar la explicación.

image

En el capítulo 12 de la tercera temporada de Lost se los sobrevivientes se encuentran frente a una barrera o valla sónica de alta frecuencia. Un muro invisible creado por unos postes equidistantes que producen ondas de sonido de alta intensidad entre sí, al grado de que quien los cruce se ve sacudido por espasmos que terminan en severas hemorragias cerebrales. La principal función de la barrera es mantener al Monstruo fuera.

Hasta aquí la ficción de la serie, ¿pero hay algo de ciencia real detrás de la barrera sónica?

image En PopularMechanics llevaron esta duda a un especialista en aparatos de sonido, Robert Putnam, que pertenece a la empresa creadora del Long Range Acoustic Device. Un aparato que envía un haz de sonido audible muy fuerte en una dirección específica, no en derredor, creando un haz de unos 30 a 60 grados.

El asunto es que la Barrera Sónica de Lost no es audible, por lo que debe emitir un infrasonido de super baja frecuencia, de entre 20 y 0,001 hercios. En esos niveles uno no escucha al sonido, pero sí lo siente. Una exposición a estos bajos niveles de frecuencia puede causar diversos síntomas en los humanos, que van desde la ansiedad, y un sentimiento de tristeza extremo, hasta sentir una opresión en el pecho y escalofríos en la espina dorsal.

¿Podrían estos infrasonidos desmayar a alguien? No. ¿Y entonces podrían usarse en una barrera como la de Lost? Bueno, eso es menos probable.

Para que la barrera funcione como lo hace en la ficción, sólo afectando a las personas que cruzan una línea específica, el haz debería estar enfocado en una dirección específica. Y el infrasonido no puede ser dirigido. Por lo que si esos postes emitiesen el infrasonido, todos los que estuviesen cerca se verían afectados.

El problema es que cuanto más bajo está el sonido, más larga es la onda, lo que la hace más difícil de controlar y direccionar. Las ondas cortas de sonidos muy audibles son más fáciles de controlar y direccionar.

Dada la tecnología que se conocía en los años 70, en que la Iniciativa DHARMA fue a la isla, es poco probable que hayan desarrollado una tecnología capaz de dirigir las ondas de sonido largas, aunque es posible crearla.


Portal de recursos para la Educación, la Ciencia y la Tecnología.

ESPACIO VIRTUAL

BIENVENIDOS. ENCONTRAREMOS ALGUNOS TÓPICOS SOBRE EDUCACIÓN, ACTUALIDAD CIENTÍFICA Y TECNOLOGÍA.